CUENTOS DE HALLOWEEN

CUENTOS DE HALLOWEEN
CUENTOS DE HALLOWEEN
[Total:5    Promedio:2.8/5]

CUENTOS DE HALLOWEEN

CUENTOS DE HALLOWEEN – Hay mucha gente que piensa que Halloween asusta a los más pequeños, los niños. Pero hay alguien a quien todos conocemos que le da mucho más miedo, el ratoncito Pérez. Y es que cuando es Halloween todos los caramelos y dulces acaban dentro de la boca de los niños, que olvidan como no lavarse los dientes…

Y cuando el ratoncito Pérez tiene que llevárselos están echos un auténtico desastre.

Por eso el ratoncito Pérez dicidió viajar al mundo de los monstruos. Para acabar con toda la locura de dientes en mal estado. Sin embargo los monstruos iban a estar dispuestos a quedarse si su única oportunidad de acercarse a sus amiguitos los niños. No obstante, otro día del año si un monstruo decidia acercarse a un niño se liaba una buena…

El Ratoncito Pérez no iba a rendirse, pues decidió cargarse la gran fiesta de Halloween, y un año pensó:

– Quitaré los carteles que indican el camino de los pueblos. Así los monstruos no sabrán por donde se va y se perderán.

Pero resultó que los monstruos no sabían leer, no miraban los carteles que todos los años ponían. Así que al siguiente año dijo:

– Ya lo tengo, llevaré muchas ovejas golosas para que se coman todas las chucherías que llevan los monstruos a la fiesta.

Y sorprendente, lo consiguió. Se comieron todas las golosinas, no dejaron nada, pero comieron tantas que se volvieron ovejitas de caramelo. Así que los montruos las repartieron por todos los pueblos y ciudades del mundo, con tanto éxito que el señor Ratoncito Perez tuvo la peor recogida de dientes en mal estado de su vida.

– Ayudaré a escapar de la cárcelos a los más malvados, a los montruos que peor tratan a los pequeños niños y niñas.

ESTÁS LEYENDO CUENTOS DE HALLOWEEN…

Darán tanto miedo que a nadie le volverá a gustar más la fiesta de Halloween.

En silencio y muerto de miedo, cuando llegó la noche de Halloween del siguiente año, los liberó y se los llevó hasta la ciudad. Esperaba que la montaran muy gorda, pero cuando llegaron y vieron a todos disfrazados, pensaron que todo era una fiesta sorpresa para ellos.

Se sentían tan felices y emocionados que se portaron muy pero que muy bien, y durante toda la noche cubrieron de besos al famoso ratoncito en agradecimiento.

Se volvieron tan buenos los monstruos malos, que nadie pensó en volver a llevarlos a la cárcel.

El Ratoncito Pérez estaba muy cansado, no sabia ya lo que hacer para arruinar la fiesta de Halloween, así que decidió gastar toda su fortuna.

– Compraré todo el azúcar y lo destruiré, puedo tirarlo por los rios de todo el mundo. Sin dulces seguro que no habrá fiesta.

Pero no sabía el ratoncito Perez que los monstruos tenían sus propias cosechas de chucherias, y que al regarlas con agua dulce les salió seguramente la mejor cosecha de golosinas de la historia.

Cansado ya por no poder arruinar la fiesta de Halloween que tanto querían los niños y los monstruos. Pensó que podría cambiarla aunque fuera sólo un poco. Y al pensar en que los monstruos tenían huertos donde cosechaban las golosinas tuvo una magnifica idea.

HISTORIAS DE HALLOWEEN PARA NIÑOS

CUENTOS DE HALLOWEEN
CUENTOS DE HALLOWEEN

Se acercó una noche de luna llena, muy en silencio y plantó en el huerto algunas cosas más. Frutas, caramelos sin azúcar, chucherías de pasta dentrífica… hasta un árbol de cepillos de dientes.

Los monstruos eran tan brutos que ni se dieron cuenta, al año siguiente cuando llegó el día de Halloween cogieron bolsas y metieron todos los productos sanos que había plantado nuestro amigo el ratoncito Perez.

El plan resultó todo un exito porque al ver entre tanta golosina cepillos de dientes, a ningún niño y niña se le olvidó cepillarselo después de comer, no podían decir que no encontraban el cepillo en casa.

Y así fue como los montruos salvaron la fiesta de Halloween. Todos los niños comieron dulces y el pequeño rantoncito Pérez recogió ese año los mejores dientes que jamás pudo recordar.

Y como no, a los papás y las mamas de todo el mundo les encantó la idea. Ahora entre todos los dulces que regalan en Halloween, cada vez es más fácil de ver fruta sana, golosinas y chucherías sin azúcar y un cepillo de dientes en ocasiones.

Fin de Halloween para niños de CUENTOS DE HALLOWEEN

A.: Pedro P.S.

Si te ha gustado este cuento no olvides compartirlo con tus amigos con nuestros botones de redes sociales. Gracias y un saludo!!.

LEER CUENTOS DE TERROR

Avatar para cuentoslargos
Sobre cuentoslargos 166 Artículos
Cuentoslargos.com es un blog para niños y jóvenes de cuentos y dibujos para colorear http://www.cuentoslargos.com/